martes 16 de abril de 2024 - Edición Nº265

Protagonistas | 17 mar 2024

Opinión- A. Salcedo

La Educación como respuesta a los problemas argentinos

Por Alejandro Salcedo, secretario General de la Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires -UDOCBA- y titular de la Secretaría de Protección de la Niñez de la CGT nacional. Una reflexión y una propuesta para enfrentar los embates del Gobierno de Javier Milei a la Educación y sus trabajadores.


Desde la asunción de Javier Milei a la presidencia, la Educación, como tantos otros sectores de la Argentina, atraviesa un ataque inédito, más feroz que el llevado adelante por el menemismo en los ´90.

El actual nivel de desguace y desdén por lo público, más el objetivo mesiánico de querer refundar la Argentina, que inicia con una devaluación, el recorte de recursos a las provincias y el crecimiento de la inflación -sin olvidarnos del intento de hacer pasar la Ley de Bases (…) y el DNU 70/2023, aún vigente-, pone a las y los trabajadores y jubilados en una situación de vulnerabilidad sin límites, imposible de tolerar.

A ese conjunto de medidas, el sector de la Educación -de gestión pública y privada, en todos sus niveles- enfrenta, además, la decisión intempestiva del Gobierno de desconocer la Paritaria Nacional Docente como el instituto donde las y los trabajadores de la Educación discuten, con los gobiernos de turno, el piso salarial mínimo para todas y todos los maestros del país; suspender el Fondo Nacional de Incentivo Docente -FONID-, el Fondo Compensador de desigualdades salariales, la quinta hora y otros ítems vinculados al financiamiento de Programas educativos y la asignación de horas a Docentes para que los niños, niñas, adolescentes y jóvenes tengan más y mejor Educación. Un verdadero recorte salarial para las y los maestros, una afrenta a toda la Comunidad Educativa y al federalismo.  

La situación que atravesamos es grave porque esos recursos que Nación decidió no enviar, recaen sobre las arcas provinciales -algunas con más o menos espalda-, pero que vuelve insostenible el sistema por el efecto dominó que produce: redirección o reajuste de partidas, pérdida de calidad en los servicios o prestaciones provinciales, pérdida de poder adquisitivo de sus trabajadores y trabajadoras. En síntesis, un desfinanciamiento de programas e iniciativas provinciales que, en consecuencia, no podemos permitir.

Ante un Presidente que se desentiende, entre otros temas, de la Educación, y deja librada su continuidad a la posibilidad o no de las provincias, allanando el camino al arancelamiento y la privatización que, por herencia de Juan Domingo Perón, sabemos que no conduce ni al desarrollo y crecimiento del país, como tampoco garantiza la movilidad social ascendente; convoco a defender la Justicia Social como valor asociado a la solidaridad y a la igualdad de oportunidades para todos y todas.

En ese sentido, y muy lejos de añorar los tiempos del Estado oligárquico-liberal que transitó la Argentina entre 1880 y 1930, como le gusta reivindicar al presidente Milei, propongo la recuperación de la Argentina que Juan Domingo Perón nos legó a las y los trabajadores: sindicatos, derechos laborales, aguinaldo, vacaciones pagas, pleno empleo -digno-, Educación laica, gratuita e industrialización y desarrollo frente a la posición de granero del mundo, a la que nos quería condenar el orden económico mundial y que hoy persiste con las ideas y maniobras del Gobierno actual.

Hoy, vemos tristemente como detrás del déficit cero, tan deseado por el Gobierno, se cierran PyMes, cae el poder adquisitivo y el ajuste contra el pueblo trabajador persiste, como también la conflictividad. Tenemos que ser capaces de recuperar una etapa donde los indicadores económicos eran beneficiosos para todos y no solo para unos pocos.

En este marco, y en pos de esos objetivos, nos es imperativo generar la unidad total de todos los sectores de la Educación y ser capaces de conformar un Gran Frente Nacional de Trabajadores de la Educación: Docentes, No Docentes, públicos y privados, de todos los niveles, desde el inicial hasta el universitario, de todas las centrales obreras. Un espacio que articule y abrace, pero que, también, tenga la suficiente fortaleza para impulsar una sola acción gremial a nivel federal, que recoja las enseñanzas de todas las luchas Docentes que se dieron a lo largo y ancho del país, en estos 40 años de democracia.

“Trabajadores, únanse”, nos arengó Perón. Y hoy, a tres meses de gestión de Javier Milei, con un daño enorme en el tejido social, lanzamos la invitación a ser artífices de este Frente Nacional, que sea capaz de volver a poner en el centro de la escena a la Educación como pilar para el desarrollo argentino porque es ella la que, financiada y respaldada por el Estado, va a resolver los problemas de la Argentina. Colectivamente podremos generar un proyecto educativo para un proyecto de país, que sea con Justicia Social para todos y todas.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias