martes 16 de abril de 2024 - Edición Nº265

Mujeres, Géneros y Diversidad | 11 mar 2024

8M

El saldo que dejó la masiva movilización del 8M

En el marco del Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras, miles de mujeres y diversidades se movilizaron en distintos puntos del país para pronunciarse contra las políticas económicas de ajuste y el retroceso de derechos que lleva adelante el Gobierno nacional. Balance y proyección de una jornada que dejó en evidencia la unidad y el protagonismo de las mujeres. Hablan Estela Díaz, Lucía Cirmi, Ana Ruggiero y Adriana Donzelli.


Que hubo un empobrecimiento de las condiciones de vida, tras la devaluación que llevara adelante el Gobierno nacional el 12 de diciembre, a poco de asumir la gestión, sumada a la catarata de anuncios en contra del poder adquisitivo del salario, jubilaciones, pensiones y otras prestaciones, no puede negarse. Todo, con un espiral inflacionario sin control, la quita de subsidios, el aumento de tarifas y un Estado que decidió desentenderse de los asuntos que, según la Constitución Nacional, debería atender. Panorama que, como es sabido, impacta mayormente en las mujeres y diversidades, que realizan trabajos de cuidado y gestión del hogar -no reconocidos ni remunerados, sobre el que se asientan el resto de las actividades productivas-; que sufren las desigualdades de género en el ámbito laboral -aquellas que el Presidente niega, como la brecha salarial que, según el CEPA es del 27 por ciento a favor de los varones-; que se emplean en el sector informal - precario, sin derechos- ante la falta de tiempo para la formación por atender esas mismas tareas de cuidado a las que dedican más tiempo que los varones  -ocupan 3.40 horas, mientras que las mujeres 6.40 , según la ENUT 2021 del INDEC-, o se ponen al frente de comedores comunitarios, a los que el Gobierno, también, decidió  dejar de enviar alimentos. La pobreza tiene cara de mujer

Con ese marco y a días de conocer la inflación de febrero, que ya suma una variación interanual de 254, 2 por ciento en enero -según el INDEC- y una pobreza que, en el mismo mes es del 57.4 por ciento -según el Observatorio Social de la UCA-, las mujeres, diversidades, vecinos y vecinas construyeron un nuevo 8M de movilización y manifestaciones callejeras contras las políticas de ajuste y vulneración de derechos del gobierno de Javiel Milei, levantando consignas contra el DNU 70/2023 -aún vigente- y el ajuste, por la defensa de los derechos y la Justicia Social. Una jornada en la que el protocolo antiprotesta de Patricia Bullrich no pudo evitar que el feminismo inunde las calles porque lo avisaron: “Acá estamos: fuimos marea, seremos tsunami”. Y lo hicieron saber, además, con la lectura de un documento -titulado de igual manera-, que fue consensuado por las distintas organizaciones convocantes, que reúne una lista de reclamos y da cuenta de la avanzada antiderechos que promueve el Gobierno nacional.

“Con nuestra huelga reivindicamos y honramos las luchas de las trabajadoras que vinieron antes. Con esta jornada de lucha decimos que la libertad es nuestra y no de los mercados ni de los gobiernos”, indica el texto en su comienzo, para luego repasar las medidas económicas del Gobierno nacional, que impactan negativamente en las mujeres de los sectores medios y populares. Además de apuntar contra la derogación de la Ley IVE que pretende el Gobierno. Una discusión saldada por el Congreso Nacional en 2020, que sirvió para reducir la mortalidad de mujeres y personas gestantes en prácticas clandestinas. 

 

 

Esta jornada muestra la vitalidad y la fortaleza de este feminismo popular y de las mujeres organizadas en todo nuestro territorio para decir que estamos presentes, en las calles y vamos a seguir defendiendo los derechos conquistados”, consideró  la ministra de las Mujeres y Diversidad de la provincia de Buenos Aires,  Estela Díaz, al encabezar la columna de Mujeres Bonaerenses, de la que participaron funcionarixs, Legisladorxs, dirigentes sindicales y de Organizaciones sociales.  

 

 

Tras la jornada de visibilización y lucha callejera, que tuvo su epicentro en el Congreso Nacional, pero que contó con manifestaciones en distintos puntos del país y el mundo, por ser el Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras, Lucía Cirmi, Economista, integrante de Paridad en la Macro y exsubsecretaria de Políticas de Igualdad del entonces Ministerio de las Mujeres Nacional sostuvo: "Este 8M nos dimos fuerza entre todas y  demostramos que la principal oposición a Milei y al fascismo es el feminismo".

En la misma sintonía, consideró: "También, nos dio fuerza frente a un tiempo en el que se nos echó mucho la culpa del avance de la derecha, como si fuera nuestra responsabilidad y sabemos que lo pendiente tiene que ver con la distribución, que si había malestar previo no era por las políticas de género sino por la falta de otras políticas de distribución, esas que hoy Milei está ejerciendo contrariamente, con políticas que distribuyen de abajo para arriba". 

 

 

Para Ana Laura Ruggiero, secretaria General de ANDUNA y subsecretaria de Género de FATUN, "fue un 8M muy particular".  "Cada una de las medidas del Gobierno nacional afectan directamente a la mujer trabajadora: en los cuidados, en no poder llegar a fin de mes o no poder pagar el boleto del transporte por la suba de tarifas, en cuestionar el aborto legal, seguro y gratuito", enumeró la dirigenta tras participar de la movilización y agregó: "Lamentablemente, ibamos por mucho más y ahora tenemos que cuidar lo que habíamos conquistado. Así que en eso estamos: en la resistencia. Y como sabemos que en las calles siempre molestamos, nos volvimos a apoderar de esos espacios porque la militancia nacional, popular, sindical y feminista no se borra con un Decreto". 

"Vamos a reivindicar la Justicia Social en cada una de las acciones", prometió Ruggiero contra la definición que diera el Presidente de la Justicia Social como "aberración". "En este proceso tenemos que estar más unidas, solidarias y organizadas que nunca porque vienen por todo lo que nos costó lograr, tras años de luchas, debates, calles y transformaciones feministas", aseguró. 

 

 

En tanto, desde SADOP provincia de Buenos Aires, Adriana Donzelli, destacó la participación de la Organización en las distintas actividades que se realizaron en todo el país.  "Salimos masivamente a expresar nuestro reclamo, nuestra preocupación y dolor frente a las políticas que viene llevando adelante el gobierno de Javier Milei", sostuvo. 

"La consigna que nos convocó fue un fuerte repudio al DNU, a la avanzada sobre los derechos del pueblo, de las mujeres  y diversidades y sobre las conquistas que podemos definir como Justicia Social, que Milei desprecia", definió la dirigenta. 

 

"Las políticas nacionales impactan sobre el todo el pueblo trabajador, pero especialmente sobre las mujeres, que sufrimos siempre la mayor precarización laboral, que somos el sostén de la familia cuando se caen las estructuras sociales y atendemos las urgencias más importantes de la casa o el barrio, que hoy tienen que ver con las necesidades alimentarias". 

 

Desde lo sectorial, como dirigenta del gremio de las y los Docentes Privados, cuya base de representación es mayoritariamente femenina  -el 80 por ciento son mujeres-, apuntó al fuerte impacto que tienen las políticas nacionales "con el deterioro de las condiciones de vida, del salario, de la capacidad de las familias de salir adelante, de proyectar y las mujeres, como siempre, en un lugar muy postergado, atravesado por las violencias, que desde el gobierno se promueven con discursos del odio, de intolerancia y misoginia, que afectan fuertemente e implican un retraso de todo lo que se ha venido luchando y se ha podido conquistar". 

Asimismo, consideró que las políticas del gobierno libertario implican "una denostación de la educación como derecho humano; una descalificación de la educacion publica, tanto la de gestión estatal como la de gestión privada; la desvalorización de la labor docente al retirar de manera intempestiva el FONID, lo que significa una quita salarial; más la permanente provocación a la construcción de los derechos humanos, los derechos colectivos y la educacion como sostén del proyeto de integracion, unidad nacional y soberania".

"Seguiremos manteniendo una actitud activa de defensa de todo lo conquistado y, sobre todo, que no hay ningun atropello que pueda llevarnos a pensar que aquello que veníamos logrando no nos corresponde sino por el contrario: reforzar nuestro compromiso, convicción, los lazos y fortalecer las conducciones femeninas en todos los ámbitos para ser el contrapreso de estas politicas que tanto daño están haciendo, no solo a las mujeres y diversidades sino a toda la sociedad", aseguró como ejercicio para el tiempo que viene. 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias