martes 16 de abril de 2024 - Edición Nº265

Mujeres, Géneros y Diversidad | 27 feb 2024

Repercusiones

El Gobierno nacional prohibe el lenguaje inclusivo y la perspectiva de género en toda la administración pública

Así lo informó el vocero presidencial, Manuel Adorni. No podrá usarse la letra e, x, ni el @ y "evitar la innecesaria inclusión del femenino en todos los documentos del administración pública", sostuvo. La decisión cosechó el repudio de militantes y activistas feministas, transfeministas y personas del colectivo LGBTIQ+. Habla Lucía Cirmi, economista y ex funcionaria del Ministerio de las Mujeres.


A poco de cumplirse tres meses de asunción, el gobierno de Javier Milei no dejó sector por atacar. A la pelea con las y los Gobernadores por el recorte de fondos; con las y los Diputados por el DNU y la fallida Ley de Bases; con las organizaciones sociales por la falta de alimentos en los comedores y la eliminación de recursos y Programas, se anota el capítulo "prohición del lenguaje inclusivo y la perspectiva de género", que profundiza la decisión inicial de desjerarquizar el Ministerio de las Mujeres de la Nación -al rango de Subsecretaría dependiente del Ministerio de Capital Humano- y la designación de una titular ad honorem. Así es el nivel de conflictividad que abre el actual Gobierno nacional, con un ajuste brutal en busca del déficit cero y la vigencia de un protocolo antiprotesta que pretende criminalizar la movilización social. 

Bajo ese marco, durante la habitual conferencia matutina, el vocero presidencial, Manuel Adorni avisó como dato al pasar que, por decisión del presidente Javier Milei "Se va a proceder a iniciar las actuaciones para prohibir el lenguaje inclusivo y todo lo referente a la perspectiva de género en toda la administración pública nacional". Y agregó: "No se va a poder utilizar la letra e, la @, la x y evitar la innecesaria inclusión del femenino en todos los documentos de la administración pública". Y siguió con otro anuncio.

Recién profundizó el tema o más bien lo clausuró, cuando una periodista le pidió que argumente sobre la prohibición del lenguaje inclusivo. Por lo que el funcionario dijo: "El lenguaje que contempla a todos los sectores es el que utilizamos, es la lengua castellana, es el español. Así que no veo por qué haya que tener estructura". Y allí, justamente, en esa respuesta estaba lo que el lenguaje inclusivo puso en evidencia al emerger: la necesidad de una lengua que incluya a todos, todas y todes. Sin reproducir roles o estereotipos de género. Por más que la RAE lo haya rechazado. La periodista se lo hizo notar. Y Adorni agregó: "Es un debate en el cual nosotros no vamos a participar porque consideramos que las perspectivas de género se han utilizado también como negocio de la política. Así que eso para nosotros no tiene discusión. De hecho, ayer o antes de ayer, esta resolución ya la había tomado el Ministerio de Defensa. Así que es simplemente extender esta decisión al resto de las dependencias".

Y sí, tras lo dicho por el funcionario, las voces en rechazo se hicieron escuchar y en la víspera a un nuevo 8M -bajo otra gestión de gobierno y un alto nivel de conflictividad social- la posibilidad de expresión en las calles se organiza para defender lo conseguido -entre tantas cosas, también, se apunta la IVE, a la que una diputada libertaria pretende penalizar, a pesar de que es Ley desde diciembre de 2020-. 

 

 

"El Gobierno piensa que puede tapar el sol con la mano, pero ese sol está hecho, en parte, de todas las transformaciones y preguntas que instaló en la sociedad el movimiento feminista", apuntó de entrada Lucía Cirmi, Economista, integrante de Paridad en la Macro y exsubsecretaria de Políticas de Igualdad del entonces Ministerio de las Mujeres.

"Por más que prohiban el uso del lenguaje inclusivo la transformación es mucho más profunda que eso. Alentada por el Estado y con normativa pública a favor va todavía más rápido, pero sin ella no va a dejar de existir. No es como derogar una Ley económica o liberar el precio de algo, que el impacto se ve inmediatamente. Los cambios sociales, y los que viene promoviendo el femenismo, así como tardan en transformar tampoco pueden borrarse de un día para el otro", reflexionó sobre la huella que dejan las luchas y cambios impulsados desde el movimiento de mujeres y diversidades, al tiempo que valoró normativas y políticas -como la Ley Micaela- para hacer más inclusivos los espacios. 

En la misma sintonía, Cirmi añadió: "También, me parece que intenta tapar el sol con la mano porque ese sol tiene una parte que está quemando y es la generación de la pobreza, que está aumentando este gobierno, que todavia no tiene ningún logro positivo, y trata de instalar estos temas como un debate de twitter para intentar tapar los otros problemas, pero justo esos otros problemas necesitan de perspectiva de género si quieren ser resueltos, sobre todo la pobreza, que está llena de mujeres pobres", finalizó la Economista. 

En tanto, desde el Ministerio de las Mujeres de la provincia de Buenos Aires, a cargo de Estela Díaz, difundieron material en sus redes bajo la pregunta: "¿Qué es el lenguaje inclusivo?", acompañada por la reflexión: "Reducir la perspectiva de género al uso de la “e” o la “x” es una mirada simplista y sesgada que desconoce la historia, el marco legislativo y las políticas públicas construidas a partir de las luchas de las mujeres y diversidades".

"En un contexto de serias dificultades y en el que, a nivel nacional, se han desjerarquizado las políticas de género, defendemos el rol del Estado como garante de derechos. Más palabras, más inclusión y más democracia para todas, todos y todes", proponen desde el área de género provincial en su camino al quinto año de gestión.

Desde la Cámara de Diputados, la autora del proyecto de Ley Ejercicio del Derecho a la utilización del Lenguaje Inclusivo de Género -presentado en la Cámara baja en 2023-, Mónica Macha, sostuvo en la red social X: 

 

 

El proyecto de Macha busca garantizar la libertad de expresión y abre la posibilidad de usar variantes lingüísticas que escapen a binarismos. 

El uso del lenguaje inclusivo, no sexista y libre de discriminación fue avanzando en diversos espacios - Poderes y organismos del Estado, instituciones educativas, organizaciones sociales, políticas y hasta sindicales.

La lengua es estanca, pero los sacudones sociales y sus consecuentes transformaciones pueden ampliar significados o mover lo que parecía establecido. Ya lo habían dicho Marx y Engels: "Todo lo sólido se desvanece en el aire". 

Así las cosas, ante un nuevo ataque al feminismo y sus tranformaciones, a la puerta de un nuevo 8M, la marea toma impulso y promete ir por más.  

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias