viernes 23 de febrero de 2024 - Edición Nº212

Protagonistas | 31 ene 2024

Lucha sindical

Ana Laura Ruggiero sobre el rol de ANDUNA en tiempos libertarios: "Estuvimos, estamos y estaremos donde hay que estar"

La secretaria General del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras No Docentes de la Universidad Nacional de Avellaneda -ANDUNA- y subsecretaria de Igualdad de Género de FATUN, Ana Laura Ruggiero, ratificó la lucha y resistencia de la Organización frente al DNU 70/2023 y la Ley ómnibus, que ya está siendo debatida en la Cámara de Diputados. Un llamado a la "conciencia de clase" de las y los legisladores y a la ciudadanía en general "para que se involucren en la defensa de los derechos consagrados".


La secretaria General de ANDUNA y subsecretaria de Igualdad de Género de FATUN, Ana Laura Ruggiero, analizó el presente de lucha que se plantea para las y los trabajadores, ante las medidas que el Gobierno Nacional de Javier Milei, pretende impulsar. En ese sentido, la dirigenta destacó la resistencia que se articula desde las organizaciones sindicales, tras "el masivo paro del 24E" y la conformación de Multisectoriales en toda la provincia de Buenos Aires, con la realización de diversas expresiones de descontento en la calle, como el Avellanedazo del 20 de enero, al que ANDUNA dijo presente -como organización sindical y partícipe de la Multisectorial de la Educación-. 

"El descontento social lo palpamos en el Avellanedazo, una muestra de lo que iba a ser el 24 E. Una marcha masiva en la que confluyeron las distintas Multisectoriales que se fueron creando, con la participación de sindicatos, organizaciones sociales, políticas, vecinos y vecinas que se iban sumando a medida que ibamos marchando. El pueblo no está dormido", reflexionó sobre el humor de la calle,  que se midió durante la marcha que caminó por la principal arteria de Avellaneda -Avenida Mitre- desde Wilde hasta Avellaneda Centro.  

"Estuvimos, estamos y estaremos donde hay que estar", precisó en relación a la participación de ANDUNA, además, de la jornada de paro y movilización que convocó la CGT el 24 de enero contra el DNU 70/2023, la Ley ómnibus, la devaluación y el shock económico del Gobierno. "Si dejamos que avancen, este Gobierno viene por todo. Por eso, estamos seguros, tal como avisamos a nuestros compañeros y compañeras, que vendrán más marchas en defensa de nuestros derechos".

"Vimos una plaza llena, con la presencia de compañeros y compañeras que, muchas veces, no eran asiduos a marchar", destacó la dirigenta como síntoma del malestar que las medidas del Gobierno Nacional generan en la ciudadanía, con el aditivo de movilizar en tiempos de protocolo antiprotesta, que impone restricciones al derecho de huelga y exige, al mismo tiempo, "organizarnos y cuidar a las y los compañeros más que nunca", según explicó Ruggiero. 

 

 

"Somos respetuosos del voto popular, pero la situación que plantea la nueva gestión va en contra del Estado de derecho, la democracia, de los derechos consagrados por la Constitución Nacional y demás leyes. Por eso, la movilización del 24 dejó en claro que la lucha no es solo de los sindicatos, sino del pueblo, de la ciudadanía, que empezó a darse cuenta que la casta somos las y los trabajadores y que el ajuste es sobre nosotros y nosotras", apuntó. 

En la misma línea, Ruggiero convocó a la participación ciudadana porque "cada medida del Gobierno no solo afecta a una persona o sector, nos afecta a todos y todas".

"Hoy parece que todo está en discusión, con un profundo menosprecio del Gobierno sobre los debates, que ya fueron saldados por el Congreso. No lo vamos a permitir". 

Asimismo, la dirigenta manifestó su inquietud sobre lo que acontece en el Congreso Nacional y el marco poco claro en el que el oficialismo pretende abordar y aprobar la Ley ómnibus. "Estamos alerta y pendientes de lo que está pasando", dijo. Y apuntó: "Espero que las y los diputados tengan conciencia de clase y respondan a los que los votaron. Son la representación de la ciudanía. De ahí en adelante, responder a que son parte del Poder Legislativo, de la mano de la institucionalidad y el Estado de derecho, a 40 años de democracia".

En tanto, al Gobierno y a las y los legisladores que prevén acompañar la Ley ómnibus y la delegación de poderes al Ejecutivo, les recomendó:

 

"La mejor respuesta es leer la Constitución. Allí están las bases, los derechos y garantías fundamentales y la forma de organizar los poderes del Estado. No es pedir demasiado. Cualquiera que la haya leído sabe que todo lo que plantea el DNU y la Ley ómnibus va contra el Estado de derecho y la Constitución". 

 

"A 40 años de democracia, después de haber ratificado Nunca Más, las argentinas y argentinos no podemos permitir que se lleve adelante este brutal avasallamiento", insistió. 

 

 

En tanto, con visión federal, la dirigenta de FATUN, advirtió sobre la compleja situación que atraviesa el Sistema Universitario, ante la falta de designación de interlocutores válidos dentro del Gobierno, como del congelamiento del presupuesto para el sector y la imposibilidad, hasta el momento, de cerrar la paritaria 2023 y abrir la de este año. Todo, sumado al clima de incertidumbre, los aumentos tarifarios y las desregulaciones de la economía, que impactan negativamente en la vida de las y los trabajadores, como de los estudiantes universitarios. "Estamos complicados como sistema porque no hay decisiones, no hay gestión, ni se designó al Subsecretario de Políticas Universitarias", disparó y agregó en cuanto a lo presupuestario: "No nos van a dar los números si nos manejamos con los mismos recursos del año pasado. Las Universidades más jóvenes, más chicas, las del Bicentenario como la UNDAV, somos las que menos colchón tenemos. Esta vez, nos encuentra mejor parados que en 2016, pero seguimos siendo una Universidad chica, sin tantos recursos como para solventar un desfinanciamiento del Estado Nacional", dijo. 

 

"Las Universidades del Bicentenario, con asiento en el Conurbano, cumplen un rol fundamental en la inclusión de los sectores que estaban excluídos de la Educación Superior y es evidente, con las medidas que impulsa el Gobierno libertario, que quieren que la Educación deje de ser un derecho para pasar a ser un privilegio. Lo tenemos claro porque cada medida del Gobierno de Milei apunta a eso. Van en contra del pueblo trabajador".  

 

También, la dirigenta mostró su preocupación ante una eventual deserción universitaria por la suba de tarifas y la desregulación de los alquileres, que afectan a las y los trabajadores y estudiantes. "Como Universidad del Conurbano tenemos que estar alerta y atentos para atender esa situación. No queremos que las y los estudiantes tengan que elegir entre estudiar o buscar otro trabajo porque no llegan a fín de mes. Sabemos que la realidad puede ser distinta y vamos luchar para que así sea", subrayó.  

 

 

En el mismo sentido, apuntó contra la decisión del Gobierno de demonizar para luego reformar el Estado. "Obedece a una decisión ideológica porque es el Estado el que media cuando hay desigualdad. No es casualidad que vayan en su contra, como del Pueblo trabajador, y gobernar para unos pocos, los mismos de siempre, que van a volver a llenarse los bolsillos". Por lo que coincidió con el Gobernador bonaerense, Axel Kicillof, de que este Gobierno, lejos de privatizar -como promete- está estatizando "porque la gente que ya no puede pagar la prepaga y la escuela privada, entonces, recurre al servicio estatal", a riesgo de aumentar y colapsar la demanda más el recorte de recursos que van de la Nación a las provincias. "Hay que hacerse cargo de las decisiones y entender que las y los trabajadores no van a aceptar pasivamente cómo les trastocan la vida con medidas de ajuste. Este Gobierno no ve que habrá mayor conflictividad social si sigue por este camino".  "Pero quieren un país de servicios y que pague el mejor postor", denunció. 

Hacia el final, Ruggiero reflexionó sobre el debate político y la reestructuración partidaria ante el vacío de conducción del peronismo: "De las grandes crisis tienen que emerger nuevos cuadros. Es momento de que cada uno esté en el lugar que tiene que estar. A la altura de las demandas del Pueblo"

"Más allá de las internas e idas y vueltas, la CGT estuvo donde tenía que estar: movilizando y parando el 24. Creo que si  continúa en esa línea de acción puede ser el ordenador de muchas cosas", auguró, al tiempo que consideró  que las Regionales deben hacer lo propio. "Ante tanto desastre, con una conducción clara a nivel nacional, la Regionales de todo el país tienen mucho para aportar". Mientras tanto, en esa línea, avanzan las conversaciones para que la CGT Avellaneda/Lanús se unifique -hoy hay dos vertientes cegetistas en el territorio-. 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias